11.1.07

Etcétera

-¿Es tuyo este Etcétera?

-Quizá. Como tantos otros -dijo Félix-. Muchas gracias, señor.

Y se lo guardó, un poco azorado.

-¿Se lo guarda usted? -preguntó Don Julián sonriendo-. Acaso no es una tontería. Yo también guardé antes algo más insignificantes. Una esquinita de papel en blanco. Sin embargo...

-Sí, tiene usted razón. Quizá no es una tontería. Va dejando uno tras de sí tantos etcéteras, que recobrar alguno...

Historias e Invenciones de Félix Muriel, Rafael Dieste

22.11.06

Le jeune compositeur

- Le jeune compositeur (en se promenant dans un bosquet qui se reflète dans le lac Nahuel Huapi): C'est curieux que ce paysage ne vous fasse pas vibrer, car votre ame se reconnait en la beauté.

-Mecha Ortiz (mystérieuse femme mure dont on sait seulement qu'elle est devenue veuve il y a un certain temps et qu'elle refuse de parler du passé): Que savez-vous de mon ame?

-Le jeune compositeur: Je crois que je commence à la connaitre

-Mecha Ortiz (hostile): Pour connaitre une ame, il faut la dominer

"Le chant du cygne", Lumiton Argentina

4.11.06

fossati

E di nuovo cambio casa
di nuovo cambiano le cose
di nuovo cambio luna e quartiere
come cambia l'orizzonte,
il tempo,
il modo di vedere
cambio posto e chiedo scusa
ma qui non c'è nessuno come me.

(mi cinemateca particular seguirà en strasbourg st. denis, y mi balcon favorito darà a la place s.opportune....)
El dia de todoslossantos

"La mierda de hotmail no me responde así que he logrado rescatar un extracto de lo que te escribía para mandartelo desde esta otra mierda que para estofunciona.

El café de las mañanas no tiene presión porque es de goteo y es una mierda. Tengo un compañero de piso nuevo y es buen tío. Es Pablo. Hace filetes gigantes y no está de mal humor. André se come lo que compramos y sale con un objetivo claro y tampoco está de mal humor. B. llega disfrazado, se abre una cerveza y no se sienta en el sofá. Él es el sofá en el que se han sentado todo el día. No está de buen humor. No sabe si volverá a estarlo. Quiere más que nunca pero le invade el miedo a hacerlo. Sufre más que nunca pero no puede permitírselo. Siente más que nunca pero no puede arrastrarlo por el mundo adelante. Miedo miedo y más miedo. Las paranoias se hacen realidad. Las realidades se hacen paranoia. Suben y bajan. Bragas colgadas sobre tendales muy tensos. Aviones que caen 15 metros sobre montañas queridas. Metros eternos en los que llegas enseguida a la efímera fantasía de árboles y cemento. Reconocimiento, efusividad, adiós, tristeza, olvido. Una pentamierda que se repite una y otra vez. Cadena de eslabones rotos. Tirados en un charco seco. Saca las menos de los bolsillos y llena todo de arañazos al aire, esparce el color verde que te viste por la gente, tíñelos, píntalos, hazlos paisaje hasta que se confundan y solo oigas sus voces lejanas entrelazadas con cantos de pájaros y corales de ríos. Escapa Escapa Escapa. Vuelve al río del momento eterno donde jugabas sin heridas en el alma y no teníamos frío. Te espero, supongo"

3.11.06

Lo que le gusta a Tangui de Lyon

- Subir por les traboules a croix rousse empezando por la puerta del 6 place des Terreaux
- Subir por el parque hasta la "basilique de Fourvière" (aprovechar para ir hasta el teatro "antique")
- Pedir un Graton en uno de los restaurantes típicos de Lyon, les Bouchons
- Ir al cine en uno de los CNP
- Comer una "brioches aux pralines" andando por St Jean
- Saltar en medio de la passerelle du palais de justice (funciona mejor cuando hay viento)
- Tomar café en el patio del museo des beaux arts (en la cafeteria se entra gratis)
- Ir a la librería "La bourse" (Rue Lanterne), un gilbert jeune con más encanto
- Tomar un Velov' para ir al parque de la tête d'Or
- Ver una peli en el balcon del foyer st denis (Croix Rousse)

Si te queda tiempo, puedes comer una bugne, ir al museo de arte contemporáneo, tomar el funicular o ir a los grattes ciels de Villeurbanne.

10.10.06

errance

il y a plusieurs manières d'être dans le présent. voyager, aimer une femme, partager des choses très fortes, cela oblige à vivre dans le présent. l'errance n'est pourtant pas liée au sentiment d'être, de rester quelque part, mais elle réside au contraire dans la quête de quelque chose. cette errance, c'est d'avancer. mais en avançant, je génère un passé. j'ai toujours un peu de regret. je m'etonne parfois de n'être jamais satisfait...

raymond depardon
la foto es de brasil, de agosto 2005
3funambulantesoctubre, 2005
él la tituló amor




















Mi manera de amarte es sencilla:
te aprieto a mí
como si hubiera un poco de justicia en mi corazón
y yo te la pudiese dar con el cuerpo.

Cuando revuelvo tus cabellos
algo hermoso se forma entre mis manos.

Y casi no sé más. Yo sólo aspiro
a estar contigo en paz y a estar en paz
con un deber desconocido
que a veces pesa también en mi corazón.

antonio gamoneda. blues castellano

6.10.06

mamá
mon quartier

2.10.06


dice césar vallejo

"del mismo modo, sufro con gran cuidado, a fin de no gritar o de llorar, ya que los ojos
poseen independientemente de uno, sus pobrezas,
quiero decir, su oficio, algo
que resbala del alma y cae al alma"
Luz

En esa playa había sido pequenha, había sido una ninha hasta los 16. Se había inventado animales fantàsticos que vivían escondidos entre las rocas; enanos que cavaban tùneles subterràneos bajo la arena; olas rejuvenecedoras para las senhoras descomunales que paseaban su gordura al borde del mar.

En esa misma playa, él se había sentado con un libro como si tal cosa. Entonces ella sacó de la bolsa un poco de luz y lo hizo desaparecer. Como si tal cosa.

Tren

La muchacha de zapatos rojos se acomodó en el tren sabiendo que al elegir su asiento los dados estaban echados. Sabia también que, por mucho que uno los lance, el azar siempre acaba ganando la partida. A su lado se sentó un negro grande con un perro. El perro se recostó sobre sus zapatos rojos y las piernas de la muchacha quedaron medio cubiertas de un pelo suave y lustroso. Entonces la muchacha se durmió. Y en su suenho sonhó que viajaba en un tren. Que un negro grande con un perro se sentaba a su lado y le abrigaba los pies cubriéndoselos de un pelo suave y lustroso.

M. Simenon

"ils se levèrent en même temps (...) et se retrouvèerent dehors, au soleil, à ne savoir que faire, à ne savoir ni rester ensemble ni se quitter. ils avaient peut-être parcouru deux cents mètres et ils n'allaient nulle parte quand elle s'arrête.
-Je n'ai pas envie de marcher, décide-t-elle
-Voulez-vous vous asseoir?

ils se retrouvèrent contre le vitre, un guéridon de marbre entre eux, lui devant un bière posé sur un disque de carton; elle devant un café qu'elle ne buvait pas.

a chaque instant, ils pouvaient se lever tous les deux et se dire adieu, partir chacun de son côté et ne jamais se revoir. on aurait pu croire qu'ils ne savaient comment s'y prendre et que c'était pour cela qu'ils restaient.

-Nous pourrions prendre le train de neuf heures?....

elle ne dit rien, mais elle reste; ses doigts, sur le sac, se détendirent. elle alluma une nouvelle cigarrette et ce fut plus tard, vers sept heures, alors que la brasserie était pleine de clients qui buvaient l'apèritif, qu'ils sortirent, graves et mornes comme un vrai couple".

La fuite de Monsieur Monde